anuncio

8 Jabones Naturales Según tu Tipo de Piel

Jabones Naturales: qué son y por qué usarlos

La elaboración de un jabón natural no incluye el uso de siliconas, parabenos y vaselina, de esta manera no solo se reduce el impacto negativo en el medio ambiente, sino también el impacto que puede tener en nuestra piel.
Los componentes como las siliconas no son biodegradables ni tolerables por la epidermis, ya que no tienen una acción nutritiva e hidratante, sino que solo crean una microcapa que previene la transpiración de la piel dando la "ilusión inmediata" de tener una piel suave y sedosa.
Los jabones naturales, en cambio, si se utilizan constantemente, actúan lentamente, pero lo hacen de una manera real poco a poco dando una nueva vida a nuestra piel.
Los jabones orgánicos son 95% naturales y ningúno de sus ingredientes ha sido tratado con fertilizantes o químicos. Obviamente, contienen conservadores pero todos son de origen natural.
Los jabones naturales a diferencia de los jabones tratados químicamente, contienen 50% más vitaminas, minerales y nutrientes.
Gracias a la combinación de sustancias vegetales bioactivas, se garantiza la salud y el bienestar de nuestro cuerpo, se elimina el peligro de toxicidad y se favorece la eliminación de desechos y toxinas.



¿Por qué  usar un jabón natural?

Las razones para usar un jabón natural, por lo tanto, son múltiples:
respetan nuestra piel, la hidratan y la limpian suavemente;
Son productos seguros ya que no contienen elementos nocivos y
respetan el medio ambiente ;
ofrecen la oportunidad de utilizar productos 100% veganos y certificados, libres de ingredientes derivados de la explotación o la matanza de animales.
¿Alguna vez has usado jabones completamente naturales? ¿Conoces sus cualidades? Te contamos sobre sus características y usos.


Las personas con piel seca pueden usar:
Jabón de Manteca de Karité

Gracias a sus propiedades protectoras, emolientes, curativas e hidratantes, es particularmente útil en el caso de la piel madura (la manteca de karité reafirma la piel), también sirve para piel muy seca, manos cansadas del trabajo o pieles que se exponen al sol.



Jabón Vegetal de Cáñamo y Uvas Rojas

El aceite de cáñamo es rico en omega-3 y omega-6, vitamina E (antioxidante natural muy poderoso) y vitamina B.
Tiene virtudes hidratantes, nutritivas y revitalizantes y es particularmente adecuado para pieles sensibles, deshidratadas, delicadas o maduras.

El precioso extracto antienvejecimiento de uva roja, rico en vitaminas y polifenoles es un antioxidante natural efectivo que le da a este jabón propiedades tonificantes y regeneradoras.



Jabón de Caléndula

Las propiedades emolientes, calmantes y curativas que la caléndula tiene en la piel se deben principalmente a la presencia de flavonoides.
La primera impresión de la mayoría de las personas que lo han usado es que este jabón no seca la piel después del baño. No hay necesidad de aplicar una crema.



Jabones Naturales de Cáñamo

El jabón vegetal de cáñamo es un jabón completamente natural obtenido del prensado en frío del aceite de semilla de cáñamo y la saponificación del aceite de coco a través del método artesanal de la mezcla en frío, un proceso que le permite mantener los ingredientes activos de las sustancias vegetales utilizadas.
El jabón de cáñamo es un jabón suave, ideal para todo tipo de piel, especialmente para pieles sensibles con problemas de irritación como acné, eccema, psoriasis y dermatitis. Al estar libre de sustancias tóxicas, contribuye a una curación natural de la piel.
El jabón de cáñamo es rico en vitaminas y ácidos grasos poliinsaturados (el aceite de cáñamo contiene más del 75% de ácidos grasos poliinsaturados como Omega-3, Omega-6 y Omega-9) nutre y protege la piel, restaurando la suavidad y la elasticidad.
El jabón vegetal de cáñamo es 100% vegetal y no contiene colorantes ni conservadores.



Si tienes piel grasa, puedes usar:
Jabón de Lavanda

El jabón de lavanda tiene propiedades relajantes, astringentes y antibacterianas, no tiene efectos secundarios y también es adecuado para niños y bebés.
Gracias al efecto de relajación, el jabón de lavanda es el mejor aliado para un agradable baño, relaja el cuerpo y la mente.
Es particularmente adecuado para limpiar la cara respetando el pH natural de la piel.



Jabones Naturales con Neem

El jabón de Neem es un producto completamente vegetal ya que el total de los ácidos grasos utilizados para su realización están compuestos exclusivamente de aceite de coco y aceite de Neem.
El aceite de neem se extrae de las semillas prensadas en frío de Azadirachta Indica, un árbol que crece en la India perteneciente a la familia Meliaceae.
El aceite de neem es conocido por sus propiedades antisépticas y antifúngicas que lo hacen particularmente adecuado para su uso en los campos cosméticos y dermatológicos.
Los ingredientes activos de la planta de Neem son capaces de combatir hongos, bacterias y las enfermedades dermatológicas más comunes.
El jabón de neem humecta la piel de manera suave, siendo efectivo en su uso diario para tratar el acné y las impurezas de la piel.
Protege, regenera y reestructura, dejando la piel suave y aterciopelada.




Jabones Naturales con Aceite de Baobab

El jabón con hoja de baobab se produce con el método de masa fría: contiene aceite de semilla de baobab, con pulpa y aceite de coco.
Usado diariamente, el jabón con aceite de Baobab es un excelente antioxidante y restaurador celular, evitando así el envejecimiento de la piel.
Eficaz como antiinflamatorio y antifúngico. El jabón con aceite de baobab es 100% natural y vegetal y no contiene conservadores ni colorantes.



Jabón Natural de Bio Aceite de Oliva y Romero

Especialmente indicado para la higiene matutina con propiedades tónicas y refrescantes.
El aceite esencial de romero orgánico, limpia suavemente y tiene un efecto revitalizante.



Basta con echar un vistazo en la web y encontraremos muchas páginas que se dedican a hacerlos de manera artesanal como Etsy o páginas especializadas y de esta manera obtendremos un producto de calidad, bonito y apoyaremos la economía de algunos hogares.